La vitamina E es un conocido antioxidante que puede ayudar a proteger las células de diversos daños, siendo un nutriente esencial que se encuentra de manera natural en muchos alimentos y a veces, está presente en los alimentos procesados igual que en productos Lamberts como otras marcas que ofrecen suplementos para complementar las dietas de las personas.

Confía en los suplementos de la marca Lamberts, no te arrepentirás

Está también disponible como un suplemento dietético, como los suplementos de la reconocida marca Lamberts.

El término vitamina E describe ocho compuestos diferentes y de todos el alfa-tocoferol es el más activo.

Muy probablemente hayas visto óxido en tu bicicleta o coche, pues hay un proceso similar de oxidación y envejecimiento acelerado en tu cuerpo cuando las células se exponen a otras moléculas llamadas radicales libres, donde estos radicales libres se debilitan y rompen las células sanas, contribuyendo a enfermedades cardíacas y la aparición de cáncer.

Estos radicales libres se forman como resultado de los procesos normales del cuerpo, llegando a causar daños que acortan la vida de las células. De modo que la vitamina E es un poderoso antioxidante que puede ayudar a reducir este daño de dichos radicales libres.

Los investigadores han estudiado el uso de la vitamina E como tratamiento para una variedad de enfermedades degenerativas, que incluyen:

  • Endurecimiento de las arterias.
  • Alta presión sanguínea.
  • Enfermedad del corazón.
  • Cáncer.

Hasta ahora los estudios no son del todo concluyentes para demostrar una reducción en la incidencia de estas condiciones, sin embargo, se siguen haciendo pruebas médicas para controlar la vitamina E en estos pacientes, además del tratamiento de la deficiencia de la vitamina E, que es una condición rara en las personas.

La vitamina E puede ayudar a las personas con factores de riesgo ambientales o un estilo de vida muy ajetreado y estos radicales libres se desarrollan si:

  • Fumas cigarrillos o tabaco
  • Te expones a la contaminación del aire
  • Te expones a fuertes dosis de rayos ultravioletas

En resumen: la vitamina E puede ayudar a reparar las células dañadas de tu cuerpo, siendo raro ver una sobredosis por vitamina E y el consumo de alimentos que lo contengan.

Pero tomar altas dosis de esta vitamina en forma de suplemento puede causar efectos secundarios graves, siendo uno de los efectos secundarios más grave, el poder sufrir un mayor riesgo de padecer un accidente cerebrovascular hemorrágico.

Así que debes de saber que estas dosis no debe exceder de 1.000 unidades internacionales por día, si estás usando suplementos sintéticos.

Los dos tipos de vitamina E disponibles como suplementos son en forma natural, el d-alfa-tocoferol, y la forma sintética que es dl-alfa-tocoferol, siendo la forma natural biológicamente más activa y ligera.

Por esta razón, la dosis diaria recomendada es de 22,4 UI, mientras la dosis diaria recomendada para la forma sintética es de 33,3 UI.

Observa la etiqueta para determinar qué forma de vitamina E consumes, ya que la información de la etiqueta puede ayudar a asegurarte de que estás usando la dosis adecuada y estamos más que seguros, de que los suplementos de Lamberts te marcan claramente las dosis diarias de vitamina E.