La era digital está aquí y con ella todas las tendencias de diseño, funcionabilidad y facilidad de uso. Tanto los ordenadores como los dispositivos móviles se han visto afectados por estas fuertes olas de ideas y de descubrimientos para hacer la vida mucho más fácil e interactiva, en esta ocasión nos referimos a la verdadera magia de los Smartphone, la tecnología de su sistema operativo.

La tecnología de los sistemas operativos móviles

En la actualidad se libra una gran y reñida competencia entre tres grandes en lo que a teléfonos móviles se refiere, los sistemas operativos móviles más conocidos y utilizados en el mundo, el Android de Google, el iOS de Apple y el Windows Mobile de Microsoft.

Aunque en realidad esto no siempre fue así, hace casi diez años habían más de una decena de sistemas operativos móviles compitiendo por el mercado de la entrante era de los Smartphones, eventualmente el mercado se definió por si solo y los diversos competidores fueron uniendo fuerzas entre sí para lograr conseguir el aspecto final que se buscaba para el sistema operativo móvil que el mercado necesitaba.

Evaluar esto hace evidente el verdadero comportamiento del voraz mercado de artículos de tecnología que se rige exclusivamente por el atractivo visual y medianamente por la facilidad de uso.

Los sistemas operativos de los Smartphones

Efectivamente, el uso de los Smartphones es algo que ya no va a cambiar en este mundo pero el corazón de esto yace en la lógica de sus sistemas operativos, para entender mejor este concepto es necesario que consideremos la importancia de la capacidad física del equipo (procesador y elementos de entrada) para definir con que tanta potencia este puede realizar determinadas tareas.

Un sistema operativo potente hace que con un equipo adecuado se puedan hacer tareas como edición de multimedia, realización de trabajos de ofimática, registro de tareas y procesos, interacción con contenido digital en general y en la red.

Todo esto simultáneamente y de forma muy veloz sin presentar inestabilidad. Este concepto es el más general posible, pues estos últimos dos años solo han demostrado que los Smartphones se han enfocado en hacer más rápidos a sus procesadores y más potentes a sus sistemas operativos para poder desempeñar las tareas conocidas pero de manera más rápida con el menor consumo de recursos posible.

Los ordenadores y los dispositivos móviles son los más utilizados

Pensar en si existe el sistema operativo móvil perfecto en realidad es algo utópico, pese a que en la actualidad hay unos muy potentes estos no son perfectos, constantemente evolucionan para mantenerse a la expectativa de los usuarios y esto es lo que los ha fortalecido, el futuro solo tiene miras de lograr una sincronización en primera persona con los usuarios y esto ya es un proyecto que tiene tiempo en marcha y sin descanso, todas estas empresas con su extravagante tecnología nos han hecho entrar solo en un dilema de gustos y de status pese a que cumplen con los mismos propósitos.

En todo caso, es un hecho que ya no podemos vivir sin un Smartphone o con un ordenador cerca que nos ayude con la realización de nuestras tareas de manera organizada y sistemática al mismo tiempo que nos ofrezca una experiencia mucho más agradable.