Rusia es conocida como el país más grande del mundo, sin embargo, sus méritos, reconocimientos y popularidad no son atribuidas solo por esta razón, ya que este país europeo es también uno de los más visitados en todo el mundo.

¿Qué ver y que hacer en Rusia?

Algunas personas por su historia, por su participación en una eventualidad de gran impacto social, como lo fue la guerra; otras por su cultura y hay quienes le aprecian por su estilo de vida. Sea cual sea el caso, este país tiene mucho para ofrecer a quienes le den el beneficio de la duda, siendo así una parada turística muy interesante.

En este artículo os expondremos algunas de las paradas más destacadas de este país, siendo, las que se presentan a continuación, algunas de las más importantes:

Catedral de San Basilio

Ubicada en Moscú y precisamente en la Plaza Roja, es un templo reconocido por la estructura y aspecto de sus cúpulas, las cuales tienen forma de bulbo, uno rasgo muy característico de esta estructura.

En la actualidad, cuenta con nueve capillas, cada una independiente de la otra y es uno de los monumentos más importantes de Moscú por su larga historia e importancia para la nación.

Catedral de San Isaac

Su construcción se llevó a cabo en el siglo XIX en San Petersburgo y según la opinión popular, es la iglesia de más alto prestigio de Rusia, tanto por su estructura como por su historia, siendo su nombre oficial catedral de San Isaac de Dalmacia.

Fue parte de los inicios de la arquitectura neoclásica del siglo XIX y representa así uno de los fuertes históricos de la historia teológica de rusa. Actualmente, es más un museo que un centro de rezo y esto la convierte en una parada importante para cualquiera.

Kremlin

Se trata de varios edificios de índole religioso y civil, los cuales se encuentran delimitados por un gran muro, encontrándose estos en todo el centro de Moscú, siendo el corazón de esta ciudad. Cuenta con un total de cuatro catedrales y cuatro palacios, ambos se encuentran agrupados en su interior, acompañados además por las torres Kremlin.

Representa uno de los lugares más importantes para el país y cuenta con dos entradas diferentes según las estructuras que el turista desee ver.

Plaza del palacio

Es un espacio abierto rodeado de un montón de monumentos de estilo barroco. Allí ocurrieron diversos acontecimientos de gran importancia histórica, los cuales han logrado hacer de dicho lugar uno de los más importantes de Rusia.

Constituye el punto central de San Petersburgo, siendo uno de los sitios comunes tanto para los turistas como para los habitantes.

Esta son algunas de las paradas que podemos hacer en Rusia al momento de nuestra visita, así que no dudéis de la existencia de otras más, puesto que este país y su amplia extensión tienen mucho para ofrecer, además de su estructura e historia, la gastronomía también resulta uno de los puntos fuertes del país más grande del mundo, así como un clima frío, amado por algunos y no tan amado por otros.